Trabajamos con la misma constancia de siempre
y sin la carta que no hemos tenido nunca

Cocina de autor sin carta

Trabajamos sin carta y solo con buen producto. Así que nuestra recomendación es que, cuando entre en el Passadís, se relaje y se deje aconsejar por Modesto. De los primeros nos encargaremos nosotros (seguro que no faltará el marisco) y si tiene algún antojo, no dude en pedirlo. De segundo, las dos palabras mágicas: carne o pescado.  Sea cuál sea su elección, sea un rodaballo a la donostiarra o un chuletón, habrá acertado.

Y si prefiere que le sorprendamos con uno de nuestros tres menús degustación, aquí se los adelantamos por si quiere empezar a hacer boca.

Consulte nuestros menús de temporada

El restaurante

El restaurante mantiene en sus paredes la piedra centenaria original con la que fue construido. La piedra, a su vez, nos sirve de lienzo a multitud de cuadros de pintores ilustres.

Si hablamos de capacidad, el restaurante puede acomodar a unas 110 personas aproximadamente y se distribuye en tres salas y dos salones para disfrutar de una comida o cena en privado.

Salones privados 

Nuestros salones privados pueden acoger 12 y 8 personas y están equipados con equipos multimedia (televisor, proyector).

Si quiere reservar uno de los salones privados, necesitaremos hacerle una reserva. Haz click aquí y lo haremos en un plis.

Ver todos los salones disponibles

Nuestra bodega

“El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que
se comparte”.

Hemos hecho caso a la cita de Georges Brassens y disponemos de una bodega muy completa, con un gran número de caldos y espumosos, para que los comparta con quien quiera
y cuando quiera.

Consulte nuestra carta de vinos